CONSULTA PRECONCEPCIONAL

La gestación es un período de gran importancia en la vida de la mujer. Cuando una pareja decide iniciar la búsqueda de un bebé, se generan expectativas que comprometen a todos los miembros de la familia. En la pareja y en especial a la mujer, dichas expectativas, se acompañan de temores, con respecto a su propia salud, a la gestación y a su futuro bebé. La consulta preconcepcional, es un acto médico, que busca evaluar las condiciones de la futura madre y de la pareja, así como procurar una preparación adecuada, con el objetivo de llevar una gestación sana, que conduzca a obtener un bebe sano en casa y posteriormente hijos sanos.

La consulta preconcepcional, es una excelente opción cuando la mujer se plantea la posibilidad de una gestación, el obstetra es el profesional que puede orientar de manera adecuada las expectativas de la mujer, con respecto a su decisión, por otra parte, si hay situaciones específicas de riesgo el médico especialista en Medicina Materno Fetal puede orientar específicamente las potenciales circunstancias de riesgo.

Durante la consulta se dividirá en tres partes: La primera una evaluación clínica completa que incluye la historia personal y familiar de la mujer, identificación de antecedentes personales y familiares en busca de factores o circunstancias que signifiquen dificultad para conseguir la gestación, situaciones de riesgo potencial para la madre, la gestación o para el bebé. Se revisará el estado de inmunizaciones – vacunación de la mujer, para detectar omisiones, que permitan la colocación de las vacunas faltantes previo a la gestación (Rubeola, varicela, hepatitis B, tosferina, tetanos). Se buscarán factores clínicos relacionados con riesgo potencial para la gestación, en especial la presión arterial, el peso (en especial la relación de peso para la talla, bajo peso o sobrepeso) y búsqueda de signos de enfermedades específicas.

La segunda parte corresponde a la explicación de los riesgos específicos, y recomendación de intervenciones, intervenciones que conduzcan a mitigar dichos riesgos. Siempre a toda mujer que este planeando la gestación, se le promoverá iniciar la toma de ácido fólico (3 o 4 meses antes) para la prevención de defectos de tubo neural como la espina bífida. Idealmente se indicará la evaluación odontológica, para garantizar adecuada salud oral, que disminuya riesgo de prematuridad durante la gestación. Durante esta cita se solicitarán exámenes de laboratorio que buscan condiciones adecuadas previo a la gestación, en particular infecciones que puedan ser transmitidas al bebé durante la gestación, (VIH, hepatitis B, sífilis, toxoplasma, CMV), alteración del metabolismo del azúcar que aumenta riesgos para la madre y el bebé, anemia materna, citología cervicovaginal, entre otros.

La parte final de la consulta preconcepcional, y una de las más importantes, es la educación, a la paciente y su pareja, incluyendo promoción de hábitos de vida saludable, manejo nutricional, suspender consumo de alcohol y cigarrillo (idealmente mínimo 3 meses previo a la gestación), actividad física, control de peso y apoyo emocional.

La consulta preconcepcional se convierte así en una herramienta fundamental en contra de la morbilidad y mortalidad asociado al proceso de la gestación. En nuestro centro te esperamos para acompañarte en la preparación para tu futura gestación.